logo

986 369 778

info@gandaraschool.com

Rúa Moreira, 1 Gondomar Pontevedra

9:00 - 16:30

Lunes a Viernes

logo

986 369 778

info@gandaraschool.com

Rúa Moreira, 1 Gondomar Pontevedra

9:00 - 16:30

Lunes a Viernes

Principios pedagógicos

Ambientes preparados

La creación de un ambiente en donde los niños y niñas puedan sentirse seguros es fundamental para poder desarrollar los diversos aprendizajes. Para ello es necesario crear una sólida estructura de límites y normas de convivencia, acompañar desde el respeto y facilitar un espacio rico en posibilidades que les permitan experimentar para facilitar que puedan llegar a descubrir los diversos conocimientos.

Acompañamiento respetuoso

Para que los niños y niñas puedan desarrollarse íntegramente, atendemos a los diferentes ritmos y necesidades individuales. No ponemos frenos a sus intereses, ni expectativas adultas en sus procesos.

Utilizamos como herramientas la comunicación no violenta, la escucha activa, la disciplina positiva no manipulativa y la mediación en los conflictos.

Aprendizaje activo y vivencial

Creemos en un aprendizaje activo en el que los niños y niñas no son meros receptores pasivos de datos, sino actores protagonistas de su aprendizaje. Los acompañantes observan, detectan y crean las condiciones necesarias para que los niños y niñas puedan satisfacer sus necesidades emocionales, sociales e intelectuales, descubriendo el aprendizaje y favoreciendo el autoconocimiento.

Contacto con el medio natural

El entorno natural es un escenario más de aprendizaje activo que les da la oportunidad de descubrir e investigar. A la vez, la actividad al aire libre permite a los niños y niñas adquirir mayor seguridad física y emocional, ya que satisface sus necesidades de movimiento y descubrimiento de sí mismos, fortaleciendo el desarrollo de la autoestima, la creatividad y el respeto por el entorno que nos rodea.

Autonomía y autorregulación

Acompañamos a las niñas y niños para que se desarrollen como seres autónomos en todos los quehaceres de la vida y en sus procesos de aprendizaje, respetando las distintas etapas evolutivas y sus ritmos individuales. Fomentamos su autorregulación emocional y cognitiva, entendida como la capacidad para controlar sus propios pensamientos, emociones y acciones, dirigir su comportamiento en situaciones cambiantes y activar las estrategias de aprendizaje necesarias para alcanzar los objetivos establecidos.

Convivencia

La convivencia se regula a través de una serie de límites y normas que abogan por un ambiente respetuoso y seguro. Los niños y niñas forman parte de las decisiones y responsabilidades que conlleva la convivencia, no solo del grupo de personas, sino del cuidado del espacio. Los conflictos sociales se trabajan desde el respeto, con la mediación adulta, evitando la manipulación y favoreciendo la autonomía.